ID de artículo : S700023880 / Última modificación : 26/06/2012

Cómo limpiar el portátil VAIO

Productos y categorías aplicables a este artículo

Es posible que tenga que limpiar su VAIO en alguna ocasión durante la vida útil del producto. En este artículo le proporcionaremos varios consejos y advertencias que le ayudarán a limpiar su VAIO de modo eficaz y a evitar dañarlo de forma accidental.

índice de dificultad Índice de dificultad:
Muy fácil
tiempo necesario Tiempo necesario:
Actividad de 10 minutos

Las distintas partes del VAIO requieren diferentes métodos de limpieza. A continuación encontrará los métodos más adecuados tanto para limpiar zonas especiales como para realizar una limpieza general del VAIO.

Limpieza de la pantalla
 
ADVERTENCIA: No utilice ningún limpiador químico, materiales abrasivos ni agua. El uso de alguno de estos productos podría dañar el revestimiento de la superficie de la pantalla o sus componentes electrónicos. No aplique presión sobre la pantalla LCD. Aunque no provoque hendiduras, podrían aparecer manchas dentro de la pantalla y dañar algún elemento de la LCD.

  1. Utilice un paño suave y seco. Es preferible utilizar un paño de microfibra.
  2. Apague el VAIO, desenchufe el adaptador de CA y extraiga la batería.
  3. Incline la pantalla del VAIO en un ángulo de 90 grados y déle la vuelta para apoyarlo sobre la cubierta trasera de la pantalla en lugar de los pies de la unidad. Utilice un paño para evitar arañazos en la cubierta de la pantalla.
  4. Utilice un paño suave y seco para limpiar la pantalla con cuidado y sin presionarla. Aproveche la luz que refleja la pantalla para ver el polvo.
    Si queda algún rastro de polvo, continúe con el paso siguiente.
  5. Exhale sobre las motas de polvo que queden en la pantalla y, a continuación vuelva a intentar limpiarlas con un paño suave y seco.
    Si queda algún rastro de polvo, continúe con el paso siguiente.
  6. Ponga una mano bajo un chorro de agua. Cierre el grifo y sacuda el exceso de agua.
  7. Tome un paño seco con esa mano para humedecerlo ligeramente y, a continuación, utilice dicho paño para limpiar con suavidad los restos de polvo de la pantalla.
Limpieza del teclado y del touchpad

ADVERTENCIA: No utilice ningún limpiador químico, materiales abrasivos ni agua. El uso de alguno de estos productos podría dañar las letras impresas en el teclado, sus componentes electrónicos o incluso la placa base si se aplica accidentalmente un exceso de líquido.
Tenga en cuenta que las teclas del teclado están sujetas individualmente y se podrían soltar si se ejerce presión lateral sobre ellas.

  1. Utilice un paño suave y seco. Es preferible utilizar un paño de microfibra. También se puede utilizar un pincel suave.
  2. Apague el VAIO, desenchufe el adaptador de CA y extraiga la batería.
  3. Coloque el VAIO en posición de trabajo sobre la mesa.
  4. Utilice un paño suave y seco para limpiar el teclado y el touchpad con cuidado y sin presionar. Para llegar a los todos los huecos utilice un cepillo suave.
    Si esto no es suficiente, continúe con el siguiente paso.
  5. Mantenga pulsada y limpie cada tecla que lo necesite. Al mantenerla pulsada podrá aplicar más presión lateral sin peligro.

Limpieza del sistema de ventilación del VAIO


ADVERTENCIA: Para el buen funcionamiento del sistema de ventilación del VAIO es necesario un flujo de aire constante y sin obstáculos a través del disipador de calor. Si entra polvo en el VAIO y permanece en el disipador de calor, su efectividad disminuirá enormemente. Para realizar una limpieza completa es necesario desmontar el VAIO. Esto solo se lo debe llevar a cabo un centro de reparación de VAIO. El procedimiento que se especifica a continuación sirve para reducir la cantidad de polvo del disipador de calor.
Tenga en cuenta que según la temperatura y la cantidad que se utilice, el aire comprimido puede estar en estado líquido. Compruebe el bote de aire comprimido antes de utilizarlo en su VAIO.

  1. Necesitará un bote de aire comprimido. Normalmente se venden en tiendas de suministros de electrónica y ordenadores.
  2. Apague el VAIO, desenchufe el adaptador de CA y extraiga la batería.
  3. Coloque el VAIO boca abajo sobre la mesa. Utilice un paño para evitar arañazos en la cubierta de la pantalla.
  4. Localice la salida del sistema de ventilación del VAIO. Debería poder ver el disipador de calor a través de la rejilla.
  5. Elimine el polvo del interior del disipador de calor mediante aire comprimido.