ID de artículo : 00108604 / Última modificación : 27/06/2017

¿Qué ventajas presenta el modo HDMI frente a las interfaces de vídeo analógicas existentes, tales como vídeo compuesto, S-Vídeo y vídeo componente?

Ventajas del modo HDMI frente a las interfaces de vídeo analógicas existentes, tales como vídeo compuesto, S-Vídeo y vídeo componente.

Productos y categorías aplicables a este artículo

  1. Calidad: Como HDMI es una interfaz digital, proporciona una óptima calidad de vídeo, pues no se producen pérdidas en las conversiones de analógico a digital, como las que ocurren inevitablemente en todas las conexiones analógicas (tales como vídeo componente o S-Vídeo). La diferencia se aprecia sobre todo a resoluciones más altas, como 1080p. El vídeo digital es más nítido que el vídeo componente y elimina la falta de claridad y las imágenes fantasma que se encuentran en el vídeo componente. Los pequeños detalles de alto contraste, como los que se observan en el texto, resaltan esta diferencia al máximo.

  2. Facilidad de uso: El modo HDMI combina vídeo y audio multicanal en un solo cable, lo que elimina los costes, la complejidad y la confusión que supone el empleo de varios cables, como sucede en los sistemas de A/V que se utilizan en la actualidad. Esto resulta especialmente útil cuando se está actualizando o agregando un equipo.

  3. Inteligencia: El modo HDMI admite la comunicación bilateral entre la fuente de vídeo (como puede ser un reproductor de DVD) y la televisión digital, lo que permite obtener nuevas funcionalidades, como la configuración automática y la reproducción con un solo toque. Al utilizar HDMI, los dispositivos ofrecen automáticamente el formato más eficaz (por ejemplo, 480p frente a 720p, 16:9 frente a 4:3) para la pantalla a la que están conectados, evitando así tener que desplazarse por todas las opciones de formato disponibles para intentar averiguar cuál de ellas ofrece un aspecto mejor.

  4. Listo para contenido de alta definición (HD): Los dispositivos HDMI compatibles con HDCP ofrecen la comodidad de saber que se tendrá acceso a los contenidos de alta definición ahora y en el futuro.