la nebulosa de orión

Mi estilo | El espacio profundo

Stefan Liebermann

Desde hace algo más de un año, la pandemia de la COVID-19 me ha impedido viajar a lugares espectaculares para disfrutar de mi pasión, la astrofotografía. Sin embargo, quedarme en casa me ha permitido seguir practicando la astrofotografía del cielo profundo. Lo mejor de capturar este tipo de imágenes es que puedes hacerlo desde cualquier lugar del mundo. Con el equipo adecuado, como la Sony Alpha 7R III, la contaminación lumínica no es problema alguno.

la nebulosa cabeza de caballo © Stefan Liebermann | Sony α7R III + FE 600mm f/4 GM OSS | 120s @ f/4.0, ISO 800 (48 images stacked | 96 minutes)

 

Astrofotografía frente a fotografía del cielo profundo

Considero que las imágenes de astrofotografía son aquellas que combinan el paisaje con los elementos del cielo que todos conocemos, como la Luna, las estrellas y, por supuesto, la Vía Láctea. Sin embargo, cuando tomas fotografías del cielo profundo, capturas un objeto en el cielo nocturno utilizando un teleobjetivo, como el Sony FE 200-600mm f/5.6-6.3 G OSS y, normalmente, un teleobjetivo 2x. Esta combinación te proporciona un superteleobjetivo con una distancia focal de hasta 1200 mm. Después, puedes utilizar una aplicación, como la que yo uso, Stellarium, que te ayude a localizar el objeto elegido en el firmamento.

Gracias a la forma en la que estos cuerpos distantes en el espacio emiten luz, es posible fotografiarlos desde tu propio jardín. No es necesario viajar a una ubicación oscura y remota para conseguir imágenes espectaculares. La Luna es un objeto perfecto para iniciarse en este mundo, ya que puedes inmortalizarla con cámaras y objetivos muy accesibles.

la eei viajando junto a luna llena © Stefan Liebermann | Sony α7S III + FE 600mm f/4 GM OSS + 2x teleconverter | 1/4000s @ f/8, ISO 12,800 (Images taken from 4K 120fps capture)

Ciencia

Las cámaras digitales disponen de un filtro delante del sensor que bloquea determinadas frecuencias de luz que el ojo humano no puede percibir, como la luz infrarroja y la luz ultravioleta. Tengo una Sony Alpha 7R III modificada en la que este filtro ha sido eliminado por un profesional para poder capturar estas frecuencias que se emiten desde el espacio profundo y que nosotros no podemos ver.*

la galaxia de andrómeda © Stefan Liebermann | Sony α7 III + FE 600mm f/4 GM OSS | 30s @ f/4.0, ISO 800 (180 images stacked | 90 minutes)

Sin embargo, para percibir únicamente la luz del espacio profundo, necesito bloquear prácticamente toda la luz visible y dejar pasar solo determinadas longitudes de onda. Para ello utilizo otro filtro Astro especializado, que coloco temporalmente delante del sensor al disparar.

A medida que la Tierra rota, parece que las estrellas empiezan a moverse. Para contrarrestarlo, monto la cámara y el objetivo en un rastreador de estrellas. Este dispositivo mueve lentamente la cámara siguiendo la rotación de la Tierra para evitar imágenes borrosas o rastros estelares, incluso si se exponen imágenes durante minutos.

Exposición de la imagen

Puesto que entra muy poca luz en mi cámara Sony Alpha 7R III, ajusto el objetivo con la máxima apertura posible y configuro la sensibilidad de la cámara con la mayor ISO sin que haya mucho ruido; en el caso de la Sony Alpha 7R III, una ISO 800. A continuación, expongo la imagen durante el mayor tiempo posible: según la situación, puede variar de 1 a 10 minutos.

la constelación pléyades © Stefan Liebermann | Sony α7 III + FE 600mm f/4 GM OSS | 30s @ f/4.0, ISO 800 (375 images stacked | 188 minutes)

El truco de la fotografía de cielo profundo es que no se toma una sola imagen. Se sacan tantas fotos como sea posible, cientos, incluso miles. Puedo estar sentado en mi jardín toda la noche fotografiando el mismo objeto una y otra vez. Después, la exposición final se crea apilando las imágenes con un software, como Astro Pixel Processor o Deep Sky Stacker.

El software busca detalles de la imagen que coinciden en miles de fotos y filtra los que no lo hacen, como los detalles de ruido y condiciones atmosféricas, para eliminarlos. Esto permite crear imágenes increíblemente nítidas y detalladas, y todo sin salir de tu jardín.

Cómo empezar

Si acabas de empezar, puedes centrarte en algo básico, como fotografiar la Luna. Para esto no necesitas una cámara modificada, puedes usar la Sony Alpha 7C o la Alpha 7 III y un teleobjetivo asequible, como el FE 200-600mm f/5.6-6.3 G OSS con un teleobjetivo FE 2x.

La exposición depende de lo que ves en la pantalla. Si quieres que la imagen sea lo más brillante posible, tendrás que utilizar el histograma de la cámara para asegurarte de no sobreexponer las luces. A continuación, puedes tomar una serie de imágenes para apilarlas.

la luna y sus cráteres © Stefan Liebermann | Sony α7 III + FE 600mm f/4 GM OSS + 2x teleconverter

En el caso de la Luna, es mejor apilar las imágenes, ya que hay muchas turbulencias en nuestra atmósfera. Si tomas únicamente una fotografía, puede que solo consigas nitidez en una zona. Al sacar múltiples imágenes y apilarlas, puedes crear una imagen final en la que toda la superficie lunar sea nítida y detallada.

Además, no necesitas un rastreador de estrellas para fotografiar la Luna. Simplemente tienes que asegurarte de que la Luna esté en el centro de todas las imágenes y el software de apilamiento se encargará de alinear cada imagen.

 

* Ten en cuenta que ni Sony ni sus centros de servicio autorizados pueden realizar modificaciones en la cámara. Sony no recomienda realizar modificaciones de hardware, por lo que corren por cuenta del propietario.

Productos destacados

Stefan Liebermann

Stefan Liebermann | Germany

"Es un tipo de fotografía muy especial: no se aprecia con el ojo humano, pero es real"

Historias relacionadas

Regístrate para recibir tu boletín de noticias α Universe

¡Enhorabuena! Ya estás suscrito al boletín de noticias α Universe.

Introduce una dirección de correo electrónico válida

¡Lo sentimos! Algo salió mal.

¡Enhorabuena! Ya estás suscrito.