grupo de personas sentadas en un coche por la noche

El horizonte infinito

Alexandru Don

Como cineasta, siempre he creído que el objetivo es tan importante como la propia cámara. Al fin y al cabo, es el objetivo el que capta la luz y da forma a la imagen, ofreciéndonos la posibilidad de contar una historia a través de nuestras tomas. Y para mí, no hay nada más importante que tener un objetivo versátil, que pueda adaptarse a una amplia gama de situaciones y me ayude a captar la esencia de una escena.

En cuanto cogí el objetivo Sony FE 20-70 mm f/4 G, me impresionó su tamaño y peso. Es el equilibrio perfecto entre compacidad y durabilidad, lo que hace que sea fácil de manejar y cómodo de usar durante largos periodos de tiempo. Pero no solo es agradable desde el punto de vista ergonómico: la calidad del objetivo en sí es extraordinaria. La nitidez y la calidad de imagen me dejaron boquiabierto: todas las fotos que hice eran nítidas y llenas de detalles.

En términos de rendimiento, el objetivo fue un sueño. El enfoque automático fue rápido y preciso como el rayo, y el seguimiento fue perfecto. Incluso en condiciones de luz difíciles, el objetivo funcionó de maravilla. Y si te gusta el AF ocular, te alegrará saber que este objetivo también ofrece unos resultados impresionantes en ese aspecto.

Otra característica destacada del objetivo es su supresión de la respiración de enfoque: apenas noté ningún cambio en la imagen mientras el objetivo enfocaba, lo que es una gran ventaja. Y el anillo de diafragma manual es un detalle agradable, que me da aún más control sobre mi flujo de trabajo.

alexandru don sujetando una sony fx6 con sel2070g acoplado

Pero quizá lo más impresionante de este objetivo (y de los objetivos Sony en general) es lo perfectamente que se integran con mis cámaras. Nunca he tenido que preocuparme por problemas de compatibilidad o pérdida de funcionalidad: todo funciona a la perfección. Es una cosa menos de la que preocuparme mientras me centro en conseguir la toma perfecta.

Hace poco tuve la oportunidad de utilizar el nuevo FE 20-70 mm f/4 G en un vídeo musical y en un anuncio de deportes extremos, y déjame decirte que no me decepcionó. En primer lugar, en el rodaje del vídeo musical con mis cámaras Sony FX6 y FX3, el objetivo demostró ser un caballo de batalla versátil. Su amplio alcance me permitió cambiar fácilmente entre primeros planos y amplios paisajes, y la calidad de imagen fue siempre impresionante. El objetivo aguantó perfectamente en diversas condiciones de iluminación, desde tomas en interiores poco iluminados hasta escenas brillantes en exteriores.

Pero la verdadera prueba de este objetivo fue el anuncio de deportes extremos, en el que rodamos en condiciones de frío glacial. El objetivo no solo funcionó a la perfección en las duras condiciones meteorológicas, sino que la gama de distancias focales cambió las reglas del juego para mí. Pude utilizar el mismo objetivo tanto para tomas muy amplias como para primeros planos con zoom, lo que me ahorró un tiempo valioso en el plató. Y cuando lo emparejé con un cardán, el objetivo brilló con luz propia: las imágenes fluidas y estables que capturó fueron impresionantes.

E incluso en un día soleado y brillante, con luz solar intensa, el objetivo consiguió unos resultados magníficos. Las altas luces y los tonos de piel se reproducían perfectamente, y la calidad general de la imagen era de primera.

En resumen, el objetivo FE 20-70 mm f/4 G es una auténtica joya. Tanto si estoy grabando un vídeo musical, un anuncio de deportes extremos o simplemente captando momentos cotidianos, nunca falla a la hora de ofrecer resultados asombrosos. Su amplia gama de distancias focales, excelente calidad de imagen y rendimiento fiable lo convierten en un imprescindible en mi bolsa de la cámara. Si necesitas un objetivo nuevo, te recomiendo encarecidamente que pruebes este: no te decepcionará.

sony fx3 con micrófono y objetivo sel2070g acoplado

20-70 mm f/4 G frente a 24-70 mm f/2,8 GM

A la hora de elegir un objetivo, hay que tener en cuenta muchos factores: distancia focal, abertura, calidad de imagen y otros. Y si estás indeciso entre el Sony 24-70 mm f/2,8 GM y el 20-70 mm f/4 G, no eres el único. Ambos objetivos son perfectos para fotógrafos y cineastas, pero ¿cuál es el más adecuado para ti?

Personalmente, he tenido el placer de utilizar ambos objetivos y he llegado a apreciar los puntos fuertes únicos de cada uno. El 24-70 GM es un objetivo clásico, con una amplia gama focal y una luminosa abertura que lo convierten en una elección popular para una gran variedad de situaciones. Pero para mí, el 20-70 mm tiene algunas ventajas clave que lo convierten en mi elección preferida.

alexandru don sujetando una sony a7sm3 con sel2070g acoplado

En primer lugar, el 20-70 mm es mucho más ligero y compacto que el 24-70 mm. Esto puede no parecer gran cosa al principio, pero cuando estás cargando con tu equipo todo el día, cada gramo cuenta. Su menor tamaño y peso lo hacen mucho más manejable y cómodo de usar durante largos periodos de tiempo.

Pero la diferencia de tamaño no es la única ventaja del 20-70 mm: la calidad de imagen también es de primera. El objetivo ofrece imágenes nítidas y detalladas con una excelente reproducción del color, y el enfoque automático es rápido y preciso. Además, el objetivo incorpora una serie de tecnologías avanzadas como la supresión de la distorsión del enfoque y una óptica avanzada que ayudan a producir imágenes bellas y cinematográficas.

En conclusión, aunque tanto el 24-70 mm como el 20-70 mm de Sony son objetivos excelentes, personalmente prefiero este último. Su tamaño compacto, su excelente calidad de imagen y sus avanzadas tecnologías lo convierten en una opción destacada tanto para fotógrafos como para cineastas.

Productos destacados

Historias relacionadas

Regístrate para recibir tu boletín de noticias α Universe

¡Enhorabuena! Ya estás suscrito al boletín de noticias α Universe.

Introduce una dirección de correo electrónico válida

¡Lo sentimos! Algo salió mal.

¡Enhorabuena! Ya estás suscrito.