Información básica → ISO Sensitivity (Sensibilidad ISO)

    ISO Sensitivity (Sensibilidad ISO)

    En las cámaras digitales, la sensibilidad ISO es un indicador que muestra la cantidad de luz procedente del objetivo que se amplifica en la cámara.
    La cantidad de luz que llega a la cámara viene determinada por la apertura y la velocidad de obturación. A partir de esta cantidad, la luz se amplifica para crear una imagen bien expuesta. La sensibilidad ISO representa el nivel de esta amplificación numéricamente. Por ejemplo, ISO 200 es el doble de sensible que ISO 100. Esto significa que ajustar la configuración en ISO 200 te permite fotografiar con el mismo brillo que ISO 100 incluso con la mitad de luz.
    En realidad, en la mayoría de los modos, la sensibilidad ISO viene determinada automáticamente por la cámara en función de las condiciones de captura. Sin embargo, en los modos P/A/S/M, también puedes configurarla manualmente en función de tus necesidades.
    A medida que aumenta la sensibilidad, puedes utilizar velocidades de obturación más altas incluso en situaciones con poca luz para reducir la borrosidad causada por la vibración de la cámara con poca luz o el movimiento del sujeto en la fotografía de deportes. No obstante, como la luz se amplifica electrónicamente, fotografiar con una sensibilidad ISO alta tiende a producir más ruido (granulado) o a perder nitidez en la fotografía.

    Fotografías

    [1] ISO: 3200 [2] ISO: 800

    Las fotografías en vista nocturna que aparecen arriba se realizaron con la cámara en mano, con ISO 3200 para [1] e ISO 800 para [2].
    Al ajustar la configuración en una sensibilidad alta, se evitó generar una imagen borrosa, aunque el edificio se ve granulado en la fotografía de la izquierda.