ID de artículo : 00174095 / Última modificación : 20/04/2017

Lo que necesitas saber para proteger tu televisor cuando haya previsión de rayos.

Productos y categorías aplicables a este artículo

Información sobre rayos y daños

Cuando se producen tormentas con rayos, pueden ocurrir accidentes, como descargas eléctricas o daños en el televisor. Esto se conoce como impacto directo. Cuando los rayos impactan alrededor de una zona con voltaje, se conoce como impacto indirecto. Estos voltajes y corrientes eléctricas anómalos pueden transmitirse al televisor a través de una toma de corriente o cable de antena y destrozar el interior del televisor.

Si comienza a tronar

Los rayos suelen ocasionar flujos de corriente elevados y de alto voltaje. Dado que existe el riesgo de descarga eléctrica, se recomienda no tocar los cables de la antena ni las tomas de corriente desde el instante en el que comience a tronar.

Si hay prevista una tormenta con rayos

  1. Apaga el televisor y desconecta el cable de alimentación (cable eléctrico).
    • Si estás grabando en el disco duro USB externo (HDD), detén antes la grabación.
    • Mientras el cable de alimentación (cable eléctrico) esté desconectado, no se actualizará la guía de programas.
  2. Desconecta todos los cables externos conectados al televisor, como el cable HDMI, LAN y de la antena.
  3. Una vez amaine la tormenta de rayos, vuelve a conectar el cable HDMI, LAN, de alimentación (cable eléctrico) y de la antena como antes.

Si no puedes encender el televisor después de una tormenta con rayos

Si no logras encender el televisor o la imagen no aparece tras una tormenta de rayos, es posible que el televisor haya dejado de funcionar temporalmente.

Sigue los pasos que se indican a continuación para desconectar el cable de alimentación (cable eléctrico) de la toma y reiniciar el televisor transcurrido un tiempo para comprobar si vuelve a funcionar correctamente.

  1. Apaga el TV.
  2. Desconecta el cable de alimentación (cable eléctrico) del televisor de la toma de corriente.
  3. Cuando haya transcurrido una hora aproximadamente, vuelve a enchufar el cable de alimentación a la toma de corriente.
  4. Enciende el TV.

Si el problema sigue sin resolverse, es posible que haya que reparar el producto.