ID de artículo : 00247756 / Última modificación : 19/07/2020

La cámara se apaga repentinamente

La cámara se apaga sola después de grabar vídeos o cuando se realiza una captura continua durante un breve periodo de tiempo.

    Comprueba lo siguiente:

    1. Comprueba si el modo de ahorro de energía está activado. Si no utilizas el producto durante un periodo de tiempo determinado, la cámara entra en modo de ahorro de energía. El ahorro de energía se desactiva al realizar operaciones como pulsar el botón del obturador hasta la mitad. Puedes cambiar el tiempo que tarda la cámara en entrar en el modo de ahorro de energía. Para obtener más información, consulta el manual.
    2. Comprueba si ocurre lo mismo con otra batería. Si tienes varias baterías, prueba con otra. Si no ocurre lo mismo con otra batería, puede que la batería no funcione correctamente.

    Si la cámara se apaga sola después de grabar vídeos o cuando se realiza una captura continua, comprueba lo siguiente.

    Al usar la cámara para grabar clips de vídeo largos o capturar muchas ráfagas continuas de fotografías, la temperatura del interior de la cámara aumenta. Si la temperatura es demasiado alta, puede aparecer un icono de advertencia y la cámara se apaga para proteger los circuitos. No se trata de un fallo; la cámara simplemente necesita apagarse varios minutos para enfriarse.

    El tiempo que dejes enfriar la cámara afectará al tiempo que podrás usarla después de volver a encenderla. Cuanto más dejes que se enfríe, más tardará en aumentar de nuevo la temperatura interior. Si la cámara no se enfría durante el tiempo suficiente, se apagará de nuevo después de un periodo muy breve. El tiempo de enfriamiento puede ser de hasta 10 minutos o más en función de la cámara y el entorno.

    NOTA: Si después de comprobar las sugerencias anteriores la cámara se sigue apagando o aparece un indicador de advertencia de temperatura, actualiza el firmware de la cámara, si es posible.

    Para maximizar el tiempo de grabación continuo disponible para vídeos, puedes hacer lo siguiente:

    • Formatea la tarjeta de memoria con la cámara.

      ADVERTENCIA: Existe riesgo de pérdida de datos. Al formatear se borran todos los datos de la tarjeta de memoria. Asegúrate de guardar en un ordenador las imágenes o los vídeos que quieres conservar antes de formatearla.

    • Evita exponer la cámara a la luz solar directa tanto como sea posible.
    • Apaga la cámara cuando no la utilices.
    • Para los modelos réflex y SLT, establece SteadyShot en Off (Desactivado).

      NOTAS:

      • Al desactivar SteadyShot, el uso de un trípode ayudará a reducir el temblor en los vídeos.
      • En algunos modelos SLT, la estabilización de imagen se cancela automáticamente al grabar vídeos. Por este motivo, es posible que no siempre sea necesario desactivar SteadyShot durante la grabación de vídeos.

    IMPORTANTE: El tiempo disponible para grabación de vídeos varía en función de la temperatura y el estado de la cámara antes de empezar a grabar. La temperatura aumentará siempre que la cámara esté encendida. Esto incluye la captura de vídeos o fotografías y el uso no activo de la cámara, como al recomponer una fotografía.

    NOTA: La captura de vídeo con cámaras réflex o compactas es cada vez más popular. Estas cámaras son ideales para grabar clips de vídeo cortos, pero no se han diseñado para sustituir la capacidad de grabación de vídeo ininterrumpida de las videocámaras. Todos los fabricantes del sector de las cámaras réflex y compactas han definido un límite máximo de 29 minutos, 50 segundos para grabación de vídeo continua con estas cámaras. Sin embargo, a menudo este límite puede ser mucho más corto en función de la cámara. De hecho, la limitación en una cámara réflex es de 12 minutos en una marca y de 20 minutos en otra. Las cámaras con objetivos intercambiables de Sony tienen un límite superior de 29 minutos, 50 segundos para grabación de vídeo ininterrumpida. Hay varios factores que afectan a este tiempo, como la temperatura ambiente, el número de clips grabados a la vez y la cantidad de tiempo que se deje enfriar la cámara entre los clips.