saltador de esquí por la noche

Mi estilo | Bajo el frío

Kyle Meyr

Fotografiar bajo el frío empieza incluso antes de salir de casa, no solo con tu equipo fotográfico, sino también con la ropa. Aunque pienses que necesitas toneladas de ropa, lo importante, en realidad, es llevar la ropa adecuada. En lugar de ponerte diez pares de calcetines, elige el par correcto, la cazadora adecuada, una capa de lana y un par de guantes gruesos. Ir bien abrigado no solo te mantendrá caliente, sino también seguro.

Recuerda que, independientemente de lo que diga el termómetro o la previsión meteorológica, el viento puede hacer que parezca que hace el doble de frío. Y aísla bien el agua, porque no puedes mantenerte hidratado bebiendo un bloque de hielo.

esquiador de snowboard a alta velocidad por la noche

© Kyle Meyr | Sony α7R III + FE 85mm f/1.4 GM | 1/5000s @ f/1.4, ISO 50

Utilizar tu cámara y tu equipo

Cuando hago fotos de esquí, mi estilo consiste en "correr y disparar", como un fotógrafo de reportajes. Elijo un objetivo, lo monto en mi Sony Alpha 1 o en mi Sony Alpha 7R III y me ato la cámara a la correa para el hombro. Esquío con mis amigos hasta que encontramos el lugar perfecto. Entonces, me adelanto, me arrodillo y disparo mientras ellos pasan. Sin preparación ni repeticiones: disparo y sigo adelante.

un escalador en la cara escarpada de una pared de hielo

© Kyle Meyr | Sony α9 + FE 70-200mm f/2.8 GM OSS | 1/200s @ f/6.3, ISO 500

Puedo decir con total sinceridad que las cámaras Sony nunca me han dado ningún problema al disparar con temperaturas gélidas. Tanto la Sony Alpha 1 como la Sony Alpha 7R III funcionan exactamente igual que en condiciones normales, con la salvedad de que la duración de la batería es obviamente algo menor, al igual que ocurre con todos los dispositivos electrónicos. Por eso, siempre me aseguro de llevar conmigo suficientes baterías y de mantenerlas a la mayor temperatura posible.

un coche rojo avanza rápidamente por una carretera nevada

© Kyle Meyr | Sony α9 + FE 16-35mm f/2.8 GM | 1/1600s @ f/8.0, ISO 100

Conseguir la imagen

Lo que busco en mis imágenes es mostrar el poder de la naturaleza. Al entorno le da igual si estás allí o no. Las personas no pueden interactuar con él al mismo nivel. Le pertenecemos y nos sometemos a su voluntad. Suena cursi, pero lo entiendes inmediatamente cuando intentas dormir a -13 °C con un viento fuerte y lo único que te separa de la hipotermia es un poco de tela y plumas de pato. Y eso es lo que intento mostrar en mis imágenes: lo grande que es la naturaleza y lo pequeños que somos los humanos.

un helicóptero amarillo sobre un paisaje nevado

© Kyle Meyr | Sony α7R III + FE 16-35mm f/2.8 GM | 1/3200s @ f/2.8, ISO 125

Para conseguirlo, utilizo diversos objetivos. A la hora de documentar historias o lugares, y para encargos que requieren reaccionar rápidamente, suelo utilizar objetivos zoom como el FE 16-35mm f/2.8 GM o el FE 70-200mm f/2.8 GM OSS. En cambio, si lo que busco es un aspecto o efecto creativo concreto, utilizo un objetivo prime, como el FE 50mm f/1.4 ZA o el FE 85mm f/1.4 GM.

Debo elegir mis objetivos y configuración de exposición en función del entorno y de las condiciones con las que me encuentro. De nuevo, los humanos somos insignificantes y tenemos que ser flexibles y trabajar con lo que tenemos.

dos personas sentadas fuera de una tienda de campaña mientras amanece en invierno

© Kyle Meyr | Sony α7R III + FE 85mm f/1.4 GM | 1/4000s @ f/1.4, ISO 125

Algunos días hace demasiado frío para que haya nubes, o las pocas que hay son tenues y parecen abrazar los picos de las montañas para simplificar una silueta. Estas nubes pueden suavizar la luz y hacer que resulte más fácil disparar en su dirección, algo que parece que no puedo evitar. Por su parte, la nieve hace rebotar la luz de forma implacable. Cuando fotografías personas, tiendas o cualquier cosa, la luz suele rebotar en la nieve hacia todas las direcciones. Quieras o no, rellena las sombras, algo que da a las imágenes una sensación de luminosidad y frescura.

dos hombres montan una tienda de campaña en medio de una ventisca

© Kyle Meyr | Sony α7R III + FE 16-35mm f/2.8 GM | 1/1000s @ f/6.3, ISO 400

Pero hay otros días en los que el viento azota sin piedad y el frío no da tregua. La foto de arriba la saqué para las tiendas Helsport, y en ella podemos ver al legendario Børge Ousland. Fue una sesión muy dura, a unos -15 °C con vientos de hasta 20 m/s. Son días en los que no queda más remedio que aceptar que esto forma parte de la historia. Ni siquiera puedes fingir que todo el mundo se está divirtiendo. Cuando el viento levanta la nieve, te permite conseguir un fondo blanco y limpio, sin formas. Pero también puede bloquear al objeto y limitarte a un encuadre amplio y cercano. Es impresionante hasta qué punto el viento y el frío pueden condicionar una imagen.

Un consejo para que estés más cómodo: encuentra la imagen que te distraiga del frío. Puedes concentrarte tanto en ella que hasta el frío deja de molestarte, al menos hasta el momento en el que el sol se esconde, que es cuando el VERDADERO frío se apodera de ti.

No hay momento más gélido que cuando todo está oscuro.

Productos destacados

Kyle Meyr

Kyle Meyr | Norway

"Suele ser difícil encontrar tanta elegancia en un mismo sitio... Es lo que se llama "naturaleza"

Historias relacionadas