ID de artículo : 00127336 / Última modificación : 12/07/2018

Nuestra guía definitiva para un ajuste perfecto de la imagen del TV

Productos y categorías aplicables a este artículo

Sin duda, el concepto de una imagen de televisión perfecta varía según la persona: es cuestión de gustos personales. Dicho esto, es fácil mejorar el color, el contraste y la claridad de cualquier pantalla de TV. Tan solo hacen falta algunos pequeños toques en los ajustes del fondo. A continuación veremos cómo empezar:

Preparación
En primer lugar, hay que descargar la carta de ajuste que se adjunta a esta página y guardarla en una memoria USB. Enchufa la memoria USB en el TV y abre la imagen con el reproductor multimedia, de forma que la carta de ajuste aparezca en pantalla. Para nuestros últimos televisores Android, reproduce el archivo con un reproductor de DVD o Blu-ray, porque no se puede cambiar la configuración de la imagen utilizando la aplicación Album (Álbum).

Siempre es mejor empezar por los ajustes básicos, pero para hacerlo con precisión necesitamos desactivar algunas de las funciones avanzadas. En la pantalla de inicio del TV, vete a ‘Settings’ (Ajustes) > ‘System Settings’ (Ajustes del sistema) > ‘Eco’ (Eco) y desactiva el sensor de luz. A continuación, vete a ‘Settings’ (Ajustes) > ‘Picture’ (Imagen) y desactiva ‘Reality Creation’ (Creación de realidad), ‘Smooth Gradation’ (Gradación suave) y todas las funciones de ‘Noise Reduction’ (Reducción de ruido).

Recomendamos mantener el ajuste ‘Backlight’ (retroiluminación) con un valor en torno a siete u ocho y ajustar el modo de imagen en ‘Standard’ (Estándar). Una vez ajustado, haz clic en ‘Advanced’ (Avanzado) y desactiva todo.

NOTA: Asegúrate de que accedes al ajuste de imagen desde la pantalla de inicio del TV pulsando el botón ‘Home’ (Inicio) del mando a distancia.  Si accedes con el botón ‘Options’ (Opciones) los ajustes solo se aplicarán a una fuente en vez de hacerlo a toda la televisión. Igualmente, asegúrate de las entradas de destino están ajustadas en ‘Common’ (Común).

Calibración del TV
En primer lugar, es necesario comprobar el tamaño correcto de imagen. En general, los TV amplían ligeramente la señal que reciben y, como consecuencia, la imagen no es tan nítida como debería (puedes comprobarlo observando las bandas de resolución, que muestran un tipo de efecto moiré). Para ver el tamaño real de la imagen, vete a ‘Settings’ (Ajustes) > ‘Display’ (Imagen) > ‘Screen’ (Pantalla) y ajusta la zona de visualización automática en ‘Off’ (Desactivada) y la zona de visualización en “Full Pixel” (Píxel completo). Ahora deberías ver en su totalidad las flechas de cada esquina y el efecto moiré del campo de la resolución debería haber desaparecido.

Calibración del TV

Ajuste del brillo
Echa un vistazo a la parte más oscura de la barra de escala de grises de la carta de ajuste y ajusta el brillo del TV de forma que la parte oscura de la izquierda sea lo más oscura posible. El brillo estará bien ajustado cuando se note una diferencia respecto al siguiente campo de la derecha. Si no se nota ninguna diferencia entre las dos, sube el brillo gradualmente hasta que se note

Ajuste del brillo

Ajuste del contraste
Ahora debemos observar la parte más clara de la barra de escala de grises de la carta de ajuste. Empieza a ajustar el contraste del TV hasta que la zona más a la izquierda sea blanca y sigas pudiendo notar una diferencia entre esta zona y la siguiente. Si no se nota ninguna diferencia, el contraste es demasiado alto.

Ajuste del contraste

Ajuste de la nitidez
Si la nitidez es demasiado alta, la imagen tiene un aspecto poco natural y artificial. Para evitarlo, ajusta los niveles de nitidez de forma que las líneas de la cruz de la carta de ajuste no tengan un borde brillante alrededor. Si se puede ver un borde blanco, tan solo hay que reducir la nitidez hasta que desaparezca.

Ajuste de la nitidez

Ajuste de la saturación de color
Ajusta la saturación de color en un nivel que permita observar una diferencia entre todas las gradaciones de color de la carta de ajuste. Es importante prestar especial atención a la parte central de la escala de color y a la imagen en el medio de la carta de ajuste para asegurarse de que los tonos de la piel tienen un aspecto natural.

Ajuste de la saturación de color

Otros ajustes
Una vez que se han optimizado los ajustes básicos del TV, ya se debería notar la diferencia. Pero antes de dejar el mando a distancia, merece la pena volver a los ajustes avanzados y activar aquellos que añadirán ese toque especial que mejora la imagen. Nuestras recomendaciones son:  

  • ‘Reality Creation’ (Creación de realidad) > ‘On’ (Activado). Con esta opción se mejora la calidad de las imágenes al recuperar detalles perdidos.
  • ‘Smooth Gradation’ (Gradación suave) > ‘Media’. Con esta opción se mejoran las gradaciones de color de todas las fuentes y es muy eficaz para las señales con compresión elevada. Por ejemplo, observarás la diferencia de las distintas gradaciones de un cielo azul.
  • Si solo utilizas fuentes digitales, recomendamos mantener desactivados todos los ajustes de reducción de ruido.

Los demás ajustes, incluyendo la temperatura de color y el corrector de negro de la configuración avanzada, dependen de los gustos personales. Dedica algún tiempo a hacer pruebas con ellos para ver las diferencias.

Optimización de ajustes para varias fuentes
Una de las formas más fáciles de mejorar rápidamente la calidad general de la imagen es seleccionar la escena que coincida con la fuente de contenido. Por ejemplo, se has conectado una PlayStation 4 a uno de los puertos HDMI, deberías seleccionar ‘Game’ (Juego) en el menú de selección de escenas, o si has conectado un PC deberías seleccionar ‘Graphics’ (Gráficos). A partir de aquí puedes optimizar los ajustes que prefieras. Solo tienes que asegurarte de realizar el ajuste usando el botón ‘Options’ (Opciones) del mando a distancia, para que solo se apliquen a esa fuente concreta.

Una vez optimizados todos los ajustes de imagen del TV, deberías notar una auténtica mejora, ¡incluso cuando creías que la imagen era estupenda al principio! Lo único que queda por hacer es sentarse, relajarse y disfrutar de la mejor calidad de imagen posible.