Viaje ligero. Capture el vuelo. 

Petar Sabol 

El fotógrafo Petar Sabol demuestra que el uso de una cámara bridge no constituye un riesgo. De hecho, las imágenes de Petar revelan que existen muchas ventajas.

Al evocar fotógrafos de la naturaleza de inmediato se nos vienen a la mente imágenes de cámaras grandes y objetivos aún más grandes. El fotógrafo croata Petar Sabol no es una excepción. No obstante, para una visita de dos días a Pusztaszer, en Hungría, Petar cambió su equipo habitual por la cámara Sony RX10 IV, mucho más pequeña y ligera.

"Me resultó extraño usar una cámara relativamente pequeña con un rango de zoom tan amplio. La RX10 IV tiene un objetivo equivalente a 24-600 mm: me sigue sorprendiendo que todo pueda caber en una sola cámara. Así pues, si tengo que viajar ligero de equipaje, esta será mi compañera. Con esta cámara puedo hacer fotos de paisajes con la lente gran angular del zoom y, además, tengo un objetivo equivalente a 600 mm para los elementos de la naturaleza: ¿qué más puedo pedir?" 

petar-sabol-sony-rx10IV-close-up-of-insect-being-held-in-birds-beak

© Petar Sabol | Sony RX10 IV | 1/640s @ f/5.6 ISO 2500

El objetivo de la Sony RX10 IV es impresionante, pero esa no es la única característica de la cámara que deslumbró a Petar. Gran parte de la tecnología de la gama de cámaras Alpha de Sony se ha integrado también en la RX10 IV. 

"Esta cámara comparte multitud de elementos con las de la gama Alpha, así que me pude familiarizar rápidamente con sus características. Como la configuración es muy sencilla, empecé a usarla prácticamente de inmediato".  

Es evidente que un fotógrafo de la naturaleza requiere, sobre todo, un buen teleobjetivo. Pero no hay que pasar por alto otras características que son menos visuales y que permanecen ocultas dentro de la cámara. Por ejemplo, la velocidad de disparo: cuanto más rápido tome una imagen una cámara, mayor será la probabilidad de que el fotógrafo capture ese momento mágico. 

petar-sabol-sony-rx10IV-two-white-birds-flying-asymmetrically-against-blue-sky.

© Petar Sabol | Sony RX10 IV | 1/1250s @ f/4.0 ISO 200

"Una de las fotos que he hecho con la RX10 IV que más me gustan es la de dos pájaros blancos volando con las alas en posiciones contrapuestas. Las alas de un pájaro están subiendo y las del otro están bajando. Esta toma fue posible gracias a la velocidad de disparo de 24 fps de la RX10 IV. Así es como pude capturar ese momento perfecto. Tengo otros fotogramas en la secuencia, pero no están tan bien sincronizados como esa imagen. Simplemente capturé la fracción de segundo adecuada".

Disparar a 24 fps es una cosa, pero poder enfocar automáticamente el objetivo cuando se dispara a esa velocidad es impresionante. 

petar-sabol-sony-rx10IVa-bird-pulls-a-fish-out-of-the-water-having-just-caught-it

© Petar Sabol | Sony RX10 IV | 1/500s @ f/4.0 ISO 100

"La tasa de imágenes que se enfocan con precisión es realmente elevada, incluso cuando se dispara a 24 fps. El enfoque automático es muy receptivo y me impresionó la rapidez con que se fija en el objetivo; como me ocurrió en el caso de la foto que tomé de dos espátulas euroasiáticas en vuelo. La cámara puede hacer un seguimiento de las aves realmente bueno, e incluso si un elemento perturbador de la escena entra en el cuadro, como las ramas de un árbol, el enfoque automático responde a la perfección. Permanece fijo en el sujeto. Uno se siente poderoso con esta cámara".

Cuando ya está todo dicho y hecho, la calidad de imagen es lo más importante. Afortunadamente, el sensor de 1” y 20,4 megapíxeles del corazón de la RX10 IV no solo captura con una buena resolución, sino que también utiliza un impresionante rango dinámico que permite la máxima claridad tanto en áreas iluminadas como oscuras. 

petar-sabol-sony-rx10IV-bird-holding-a-roach-in-its-beak-close-up

© Petar Sabol | Sony RX10 IV | 1/500s @ f/4.0 ISO 100

"Estoy acostumbrado a los 42 megapíxeles de la α99 y la α7R III, pero los 20 megapíxeles también son una excelente opción, especialmente cuando se combina con el rango del zoom. Con el zoom extra ya no tengo que recortar tanto, así que con 20 millones de píxeles tengo más que suficiente. La calidad de la imagen sigue siendo buena incluso si utilizo sensibilidades ISO más elevadas. Estoy realmente impresionado con el rendimiento del sensor, ya que responde muy bien en comparación con sensores de fotograma completo más grandes que he utilizado otras veces".

La RX10 IV no solo es capaz de capturar objetos lejanos, sino que el objetivo también es óptimo para fotografiar sujetos en primer plano, algo de lo que Petar se sirvió al capturar algunas imágenes de libélulas.

petar-sabol-sony-rx10IV-close-up-of-dragonfly-perched-on-the-end-of-a-twig

© Petar Sabol | Sony RX10 IV | 1/125s @ f/5.6 ISO 640

"Los primeros planos que se consiguen con esta cámara son realmente impresionantes. Al mirar una imagen de cerca, se ven todos los detalles, por pequeños que sean. Por ejemplo, en un ojo compuesto, se aprecian todos los ojos pequeños, como puntos. Tengo algunas fotos de libélulas en las que podría incluso haberme acercado más al sujeto, pero preferí dejar un espacio alrededor para que la foto resultase más atractiva". 

petar-sabol-sony-rx10IV-butterfly-sitting-on-the-end-of-a-curled-leaf-stem

© Petar Sabol | Sony RX10 IV | 1/30s @ f/8.0 ISO 125

"En realidad, la mariposa es muy pequeña y la capturé con 600 mm, pero me acerqué tanto que casi parece que utilicé un objetivo macro. Conseguí obtener una buena profundidad de campo para enfocar toda la mariposa y, al mismo tiempo, desenfocar el fondo para evitar toda distracción del sujeto de atención"

En términos globales, Petar ha descubierto que la RX10 IV es una gran cámara para fotografiar la naturaleza, una firme candidata para acompañar a su α7R III. "Casi se puede obtener el rendimiento de una réflex en una sola cámara, sin tener que cambiar nunca de objetivo".

 Productos destacados en este artículo 

DSC-RX10M4

RX10 IV con 0,03 s. AF/zoom óptico de 25x

Petar Sabol
alpha universe

Petar Sabol

Croacia

Siempre intento mejorar mis fotos, no importa cuánto tarde ni cuánto tenga que esforzarme. Todos los ingredientes tienen que estar ahí: la luz, la composición, el momento, la historia y la perfección técnica. Así es como intento superarme y disfrutar del proceso de la creación.

Ver perfil