Una estrella de los deportes

 Bob Martin

Bob Martin es un fotógrafo de deportes galardonado con innumerables premios especializado en fotografía de deportes y acción para clientes del sector editorial, empresarial y publicitario.

Bob Martin

Durante su dilatada carrera de más de 30 años, Bob ha fotografiado todos los grandes eventos, desde los últimos quince Juegos Olímpicos de Invierno y Verano, hasta carreras de polo en elefante y a caballo sobre nieve. Ha fotografiado el torneo de Wimbledon desde 1982 y su trabajo le ha llevado a los rincones más lejanos del mundo. Sus fotografías se han publicado en numerosas publicaciones, entre ellas Sports Illustrated, Time, Newsweek, Life Magazine, Stern, Paris Match, Bunte, L’Équipe, The Sunday Times y the New York Times, por nombrar algunas.

Su trabajo ha sido reconocido con más de 60 premios nacionales e internacionales, y ha sido galardonado tres veces con el codiciado premio British Sports Photographer of the Year. En 2015 publicó su libro, con el que ganó un premio, 1/1000th: The Sports Photography of Bob Martin, una impactante retrospectiva que cubre sus treinta años en casi todos los eventos deportivos más destacados.

Hace poco hablamos con Bob sobre por qué se ha pasado de una DSLR a las cámaras sin espejo de Sony.

Bob-Martin-sony-alpha-9-tennis-close-up-of-tennis-players-feet-as-they-leave-the-ground-mid-shot
© Bob Martin | Sony α9 + FE 400mm f/2.8 GM OSS | 1/2500s @ f/5.0 ISO 640

¿Qué te inspiró para convertirte en fotógrafo de deportes profesional?

Siempre he sido un amante de los deportes, aunque no tenía pensado convertirme en fotógrafo deportivo. Mi sueño solo era ser un fotógrafo normal, pero en el colegio me obsesioné con la sala oscura. En la universidad siempre estaba haciendo fotos y, después, comencé a trabajar poco a poco como fotoperiodista. Me encantaba viajar y ver cómo mis imágenes aparecían en los periódicos unos días después era increíble. Empecé a aceptar ofertas puntuales de trabajo de agencias fotográficas del mundo del deporte y así fue como empezó todo.

Bob-Martin-sony-alpha-9-gymnast-twirling-a-ribbon-into-a-circle

© Bob Martin | Sony α9 + FE 100-400mm f/4.5-5.6 GM OSS | 1/1000s @ f/5.6 ISO 3200

¿Qué haces para que tus fotos sigan sorprendiendo y emocionando?

Un buen amigo de Estados Unidos, Walter Iooss, posiblemente el fotógrafo de deportes más famoso hasta la fecha, me dijo una vez, hace años: "Tienes que reinventarte constantemente o te convertirás en un dinosaurio". Nunca lo he olvidado y es muy cierto, incluso a día de hoy. Para alguien a quien le encantan los periódicos, que ama las imágenes impresas, es horrible decirlo, pero los periódicos y las revistas son una especie en extinción, y los fotógrafos que siguen aferrándose a estos ideales, que no han evolucionado, son dinosaurios. No quiero bajar el nivel de mi fotografía, sigo queriendo llevarla tan lejos como pueda y la única manera de que mi trabajo siga sorprendiendo es salirme de lo establecido. Por eso ahora trabajo mucho con organismos reguladores del deporte y federaciones deportivas. Son los únicos que están dispuestos a invertir presupuesto en fotografía de calidad, y lo que yo hago es probar y ofrecerles algo diferente a las imágenes de fábrica que están acostumbrados a ver.

Bob-Martin-sony-alpha-9-golfer-hits-his-ball-out-of-a-bunker
© Bob Martin | Sony α9 + FE 400mm f/2.8 GM OSS | 1/5000s @ f/2.8 ISO 100

¿Trabajar con estos órganos reguladores y estas federaciones te supone que no puedas hacer tantas fotografías como te gustaría?

Hago menos fotos de las que hacía, especialmente a medida que voy cumpliendo años, aunque todavía saco fotos para unos cuantos eventos importantes como los Juegos Olímpicos y Wimbledon. Sigo asistiendo a eventos menos destacados, pero en lugar de estar en mitad del meollo, dirijo el evento, por así decirlo, y organizo equipos de fotógrafos. Para ser sincero, he pasado aquella etapa en la que quería estar sentado detrás de un objetivo una tarde de un sábado lluvioso.

También trabajas como consultor del Comité Olímpico Internacional. ¿Qué supone eso?

Puede ser algo directo como sugerir mejores prácticas para organizar a los fotógrafos, o algo tan detallado como prestarles asesoramiento sobre los tamaños y la colocación de los logotipos para que se vean bien en las imágenes finales. En los Juegos de Río, ayudé a seleccionar los colores para varias sedes. Por ejemplo, para los eventos de natación, al principio querían usar el verde como color de base hasta que les dije que no se reflejaría bien en el agua azul. 

Bob-Martin-sony-alpha-9-skier-silhouetted-against-the-snow-attempts-a-fast-slalom

© Bob Martin | Sony α9 + FE 400mm f/2.8 GM OSS | 1/5000s @ f/5.6 ISO 320

¿Crees que la tecnología de las cámaras ha cambiado tu manera de ver la fotografía de deportes?

No cabe duda. Cuando el enfoque automático vio la luz por primera vez, todos decían que sería la muerte para la fotografía, puesto que cualquiera podría conseguir una imagen nítida. Para mí, en cambio, fue fantástico, porque mi visión distaba mucho de ser perfecta. Las cámaras ahora son tan buenas en lo que hacen, que la fotografía de deportes es hasta mejor. En lugar de preocuparme de si el objetivo está enfocado o no, puedo concentrarme en la composición, el fondo y la luminosidad. Aunque es importante no olvidar que las cámaras modernas hacen bastante, hay que conocer los principios básicos de la fotografía y saber qué funciones nos van mejor. En mi caso, no tengo un apego especial por el kit que uso, si una cámara me funciona como herramienta, entonces me gusta.

Bob-Martin-sony-alpha-9-horse-racers-approaching-the-finish-line

© Bob Martin | Sony α9 + FE 400mm f/2.8 GM OSS + 2x Converter | 1/1600s @ f/8.0 ISO 800

¿Qué ha hecho que te decantes por las cámaras Sony Alpha para trabajar?

Para ser sincero, lo que más me atrajo al principio fue el funcionamiento silencioso. Es algo que me encantaba, porque significaba que podía disparar en situaciones en las que antes no podía, como en el golf, por ejemplo, cuando estoy cerca del último golpe en el hoyo 18 y la situación te impide hacer ruido. La primera cámara que probé fue la α7R II, con la que pude conseguir imágenes que antes no podía. Tengo que admitir que no estaba emocionado con la idea del visor electrónico porque estaba muy acostumbrado al de las DSLR, pero ahora es algo sin lo que no podría vivir. Ha supuesto un gran avance para mi trabajo, puedo previsualizar la exposición antes de pulsar el disparador. Ahora estoy usando la α9 para la mayoría de mis fotos y se adapta a mi estilo perfectamente. Como decía, para mí las cámaras son herramientas y con la α9 funciono perfectamente.

TEST
ILCE-9

Cámara sin espejo de fotograma completo α9 con sensor CMOS apilado

SEL100400GM

Súperlente de zoom telescópico G Master FE 100-400 mm

SEL400F28GM

FE 400mm F2.8 GM OSS

SEL20TC


2x objetivo teleconvertidor

Ver más imágenes de Bob Martin