Skip to main content (Press Enter)
 

Protege a cada espacio de oficina con las cámaras en red de la serie C

Las cámaras de seguridad en red de la serie C «todo en uno» son una elección asequible para proteger una amplia gama de oficinas, desde salas de reunión a recepciones, entradas y mucho más.

Protege a cada espacio de oficina con las cámaras en red de la serie C

La seguridad perfecta para los negocios

Proteger tu negocio con Sony nunca había sido tan fácil o rentable, gracias a la nueva generación de cámaras de videovigilancia en red «todo en uno» de la serie C.

La SNC-CX600W y SNC-CX600 son la solución ideal para la grabación y el monitorado de una amplia gama de entornos de oficina, desde zonas públicas y mostradores a salas de reuniones y almacenes poco vigilados. El diseño ultracompacto de las cámaras se adapta de forma discreta a cualquier entorno de oficinas moderno, apenas notará que está ahí. Pero en el interior de su discreta carcasa hay un despliegue de inteligencia para mantener la seguridad de personas y objetos personales en todo momento, ya sea de día o de noche.

La unidad, que se instala fácilmente, incluye una cámara sensible con un sensor CMOS Exmor de alta resolución que capta nítidas imágenes de vídeo. Dispone de un objetivo gran angular con un amplio campo de visión de 120°, de modo que se necesitan menos cámaras para la supervisión de oficinas, lo que reduce los costes del sistema y la complejidad de la instalación.

La aclamada tecnología de procesamiento IPELA ENGINE EX de Sony incluye XDNR (reducción dinámica de ruido eXcellent) y Visibility Enhancer para conseguir imágenes nítidas incluso en condiciones de poca iluminación que pondrían en un aprieto a otras cámaras. Es más fácil reconocer caras y detectar actividades inusuales, lo que proporciona más tranquilidad al personal y a los visitantes. El material de vídeo se puede ver a distancia en el navegador web de un ordenador común e incluso en un teléfono inteligente (que también puede emplearse para controlar la cámara).

Algo inusual en las cámaras de este precio, la serie C también incorpora un sensor de infrarrojos pasivo capaz de ver literalmente en la oscuridad. La presencia de un intruso puede activar automáticamente el potente iluminador LED de la cámara y actuar así como un eficaz elemento disuasorio en todo momento.

Pero eso no es todo. El sensor es capaz de activar la reproducción en el altavoz integrado de una alerta de voz pregrabada (por ejemplo, «le estamos grabando en un circuito cerrado de televisión») para que los visitantes no deseados se lleven una sorpresa aún mayor. De forma paralela, la cámara puede enviar una notificación de alerta por correo electrónico a un smartphone con una imagen adjunta del intruso.

El vídeo también se puede grabar directamente en la tarjeta de memoria de la cámara como respuesta al movimiento dentro de su campo de visión o en el caso de que un intruso intente manipular o desconectar los cables de red.

Como complemento adicional, la SNC-CX600W tiene red Wi-Fi integrada, cuya configuración de red se establece fácilmente con sólo un botón. La instalación es extraordinariamente sencilla, por lo que los costes se reducen aún más dado que no es necesario tender cables de red adicionales.

Gracias a las cámaras de la serie C de Sony, ofrecer protección discreta en gimnasios y otras instalaciones de ocio nunca ha sido tan inteligente, sencillo o asequible.

Más información acerca de la cámara de videovigilancia en red SNC-CX600W