ID de artículo : 00169121 / Última modificación : 13/11/2017

Información general sobre conexión y uso de un televisor como monitor para un ordenador.

Productos y categorías aplicables a este artículo

En esta página se describe cómo efectuar una conexión por cable. Para las conexiones inalámbricas, consulta el método de conexión correspondiente de los indicados a continuación:

En función de los puertos disponibles en el televisor y el ordenador, es posible conectar un televisor al ordenador para utilizarlo como monitor. En primer lugar, examinemos los tipos de puertos de vídeo que debes buscar:

 Imagen

IMPORTANTE: Para conectar un ordenador portátil, puede ser necesario pulsar una combinación de teclas de función, como las teclas FN + F7 en portátiles VAIO (u otra combinación), para que el ordenador portátil pueda emitir la señal de vídeo.

NOTA: Para obtener información de uso específica para determinados modelos de ordenadores portátiles VAIO, consulta las instrucciones de funcionamiento incluidas con el producto.

Si el televisor y el ordenador cuentan con el mismo puerto de vídeo, puedes simplemente conectar ambos dispositivos con un cable del tipo correspondiente. Por ejemplo, si el ordenador utiliza un puerto DVI para emitir la señal de vídeo y el televisor tiene un puerto DVI para la recepción de la señal de vídeo, lo único que necesitas hacer es conectar un cable DVI a ambos puertos DVI; lo mismo ocurre con el resto de tipos de puertos.

Una consideración importante es que la calidad del vídeo del televisor vendrá determinada por el método de conexión utilizado para conectar el ordenador. Para conseguir la mejor calidad de vídeo, prueba a utilizar una conexión VGA, DVI, HDMI o de vídeo por componentes. Es posible utilizar S-Vídeo y vídeo compuesto, pero no ofrecerán una resolución igual de alta. No obstante, las opciones de conexión pueden verse limitadas por los tipos de puertos disponibles en ambos dispositivos.

Puede ser que el ordenador y el televisor no tengan ningún puerto igual. En este caso, será necesario llevar a cabo una de las siguientes acciones:

  1. Instalar una tarjeta de vídeo en el ordenador con uno de los puertos ya incorporados en el televisor.

    NOTA:  Si utilizas un ordenador iMac de Apple, puede ser necesario utilizar un adaptador Thunderbolt para la transmisión a través de conexión HDMI o DVI. Visita el sitio web de Apple o ponte en contacto con el soporte de Apple para obtener más información sobre cómo conectar un iMac de Apple u otro ordenador Apple.

  2. Adquirir un convertidor de vídeo.

NOTAS:

  • No se garantiza el funcionamiento de cables o convertidores DVI a HDMI ni se ofrece soporte relacionado con su uso en caso de conectar un ordenador con una salida DVI a un televisor con una conexión HDMI.
  • Los convertidores de vídeo pueden adquirirse en establecimientos de informática físicos o en línea.

Aunque las dos opciones son válidas, puede ser más sencillo simplemente conectar un convertidor de vídeo que instalar una tarjeta de vídeo en el ordenador. La mayoría de ordenadores utilizan un puerto VGA/RGB para emitir la señal de vídeo, por lo que es probable que necesites utilizar un convertidor de VGA para llevar la señal a un televisor. Utiliza uno de los siguientes tipos de convertidores, en función de la entrada de vídeo disponible en tu televisor:

  • VGA a DVI
  • VGA a HDMI
  • VGA a vídeo por componentes
  • VGA a S-Vídeo
  • VGA a vídeo compuesto

Tanto si se instala una tarjeta de vídeo diferente como si se utiliza un convertidor de vídeo, es importante verificar que el ordenador sea capaz de transmitir la resolución de vídeo correctamente. Consulta el manual de instrucciones del televisor para conocer la resolución con la que es compatible y, seguidamente, configura el ordenador como corresponda en la sección Display Properties (Propiedades de pantalla) del Control Panel (Panel de control) del sistema operativo. Algunas de las resoluciones más comunes en los televisores son 640 x 480 y 800 x 600.

NOTAS:

  • A igual que para los ordenadores VAIO, los manuales de instrucciones de los televisores Sony también están disponibles en línea.
  • Aunque el ordenador puede ser capaz de emitir resoluciones mayores, es posible que el televisor no pueda hacerlo. Este fenómeno puede ocasionar sobrebarrido, que impide que se muestre la información en la pantalla total o parcialmente. Por otro lado, para pantallas panorámicas o televisores de alta definición (HDTV), puede ser necesario instalar software en el ordenador que permita admitir mayores resoluciones.

Además de la resolución, el ordenador también debe utilizar una frecuencia de barrido (también denominada "frecuencia de actualización") compatible con un televisor. Las frecuencias de barrido habituales son de 50 Hz, 60 Hz y, a veces, 75 Hz. De nuevo, debes consultar el manual de instrucciones de tu televisor para conocer esta información.

ADVERTENCIA: Existe un riesgo de que el hardware sufra daños. Utilizar una frecuencia de barrido incompatible puede dañar el televisor o el ordenador.

A continuación, pasemos a hablar de las conexiones de sonido. Si el ordenador no tiene ningún altavoz conectado, será necesario conectar un cable de audio, a menos que se esté utilizando una conexión HDMI a HDMI. Hay dos tipos de puertos de audio que debemos buscar: Un miniconector o conector de audio compuesto. Imagen

  • Si el ordenador tiene un miniconector de salida de línea y el televisor dispone de conectores de entrada de audio compuesto, utiliza un cable de audio miniconector a audio compuesto. Imagen
  • Si el ordenador tiene conectores de salida de audio compuesto y el televisor dispone de conectores de entrada de audio compuesto, utiliza un cable de audio compuesto estándar. Imagen
  • Si el ordenador tiene un miniconector de salida de línea de 3,5 mm y el televisor cuenta con un miniconector de entrada de línea de 3,5 mm, utiliza un cable de audio miniconector a miniconector. Imagen

NOTA: Los cables de audio pueden proporcionar sonido estéreo (emisión de audio a través de los canales izquierdo y derecho) al televisor y están disponibles en la gran mayoría de tiendas de informática o electrónica, tanto físicas como en línea.