El Ártico y la Aurora

Ole Christian Salomonsen

Para la mayoría de las personas, la posibilidad de ver las auroras boreales, probablemente el espectáculo de luz más mágico de la naturaleza, solo ocurre una vez en la vida. Sin embargo, al pasar su infancia en el norte de Noruega, para Ole era un fenómeno normal. Fue al crecer cuando empezó a darse cuenta del efecto que tenía en quienes lo presenciaban por primera vez y de que llevaba tiempo albergando una fascinación subconsciente por las luces del norte.

«He visto a hombres venir aquí a verla por primera vez y llorar y emocionarse; entonces te das cuenta de lo afortunado que eres al tener este fenómeno sobre tu cabeza. No solo eso, es que es muy bonita, es decir, la fascinación por ella ha aumentado a medida que yo me hacía mayor también».

Ole C. Salomonsen

© Ole C. Salomonsen | Sony α7R II + 15 mm f/2,8 | 5 s, f/2,8

Ole C. Salomonsen

© Ole C. Salomonsen | Sony α7R II + 15 mm f/2,8 | 2 s, f/2,8

Ole C. Salomonsen

 © Ole C. Salomonsen | Sony α7 II + 16-35 mm f/2,8 ZA SSM | 25 s, f/2,8© 

Durante los últimos 10 años, Ole ha tomado miles de imágenes de la aurora, fotografías que suelen incorporar elementos paisajísticos y, en algunos casos, incluso animales salvajes.

He perdido la cuenta de cuántas escenas diferentes he visto de la aurora, pero nunca me cansaré porque no hay una perfecta: siempre varían en intensidad, color y velocidad. Parece algo de otro mundo: es esa conexión con el espacio, con tantas cosas diferentes, lo que hace que los humanos jamás perdamos el interés.

La ciudad de Ole, Tromsø, se encuentra justo bajo el óvalo auroral, y por eso se considera uno de los mejores lugares del mundo para presenciar las auroras boreales, incluso durante periodos de baja actividad. El increíble paisaje ártico es el sueño de todo fotógrafo, con el sol de medianoche en verano y los equinoccios de primavera y otoño, que ofrecen amaneceres y puestas de sol prolongados, llenos de una luz suave y rica.

Ole pasa semanas planificando meticulosamente sus fotografías y buscando localizaciones pero, a diferencia de lo que ocurre con la fotografía de paisajes convencional, en la que se pueden realizar algunas predicciones en lo relativo a la posición del sol y otros aspectos, la naturaleza voluble de la aurora boreal puede poner fin a la calma del fotógrafo más paciente.

Ole C. Salomonsen

© Ole C. Salomonsen | Sony α7R II + 16-35 mm f/2,8 GM |
0,8 s, f/13

Ole C. Salomonsen

© Ole C. Salomonsen| Sony α7R II + 16-35 mm f/2,8 GM |
1/1 250 s, f/10

Ole C. Salomonsen

© Ole C. Salomonsen | Sony α77 II + 70-200 mm f/2,8 G SSM II | 1/500 s, f/6.3

Puedes planear la composición perfecta: encuentras ese río que conduce a un claro, a la imagen... te colocas ahí esperando a que aparezca la aurora y, después de un rato, te das cuenta de que no va a aparecer. Entonces te preguntas si tienes la paciencia de esperar o si debes olvidarte de la composición y capturar la imagen de otra forma.

Aunque la fotografía de Ole sea predominantemente estática, se sintió atraído por la idea de capturar el movimiento de la aurora. Sus primeros intentos, en los que sacaba fotos estáticas para crear una película secuencia, consiguieron un efecto de flash frame sin la elegancia que había imaginado. Fue entonces cuando descubrió las α7 y sus capacidades en condiciones de baja luz, lo que le permitió grabar vídeos en vivo con facilidad. Quedó impresionado con lo que la cámara podía hacer, probó también la α7R y se enganchó al instante.

Ole C. Salomonsen

© Ole C. Salomonsen | Sony α7 II + 24-70 mm f/4 ZA OSS | 1/1 600 s, f/4,5

«Realicé unas pruebas con la cámara y me sorprendió la calidad de las imágenes. Era ligera y su resolución era fantástica, su rango dinámico era mejor que todo lo que había utilizado antes. Pude mejorar los detalles de zonas de sombra como nunca lo había podido hacer antes. En comparación con lo que había estado usando, la α7R supuso un auténtico punto de inflexión para mí».

A partir de ese momento, Ole ha actualizado su equipo y ahora utiliza la α7R III junto con un conjunto de objetivos G y G Master y se ha llevado toda una sorpresa con el rendimiento del cristal.

Para los paisajes, utilizo el 16-35 mm f/2,8 GM o el 12-24 mm f/4 G, que es mi objetivo favorito para la aurora. También tomo capturas de acción y animales salvajes gracias a mis 70-200 mm f/2,8 GM y 100-400 mm f/4,5-5,6 GM. La precisión y nitidez de estos objetivos es realmente increíble, nunca había utilizado nada igual. Además llevo conmigo un 24-70 mm f/2.8 GM para estar prácticamente cubierto de 12 mm a 400 mm.

Productos que aparecen en este artículo

ILCE-7RM2

α7R II con sensor de imagen de fotograma completo y retroiluminación

ILCE-7M2 CUERPO / KIT

Cámara α7 II con montura tipo E y sensor de fotograma completo

ILCA-77M2 Cuerpo/Kit

Cámara con montura tipo A con sensor APS-C α77 II

SAL1635Z2

Vario-Sonnar® T* 16-35 mm F2,8 ZA SSM II

SEL1635GM

FE 16-35mm F2.8 GM

SAL70200G2

70-200 mm F2.8 G SSM II

SEL2470Z

Vario-Tessar® T* FE 24-70 mm F4 ZA OSS

Ole Christian Salomonsen
Alpha Universe

Ole Christian Salomonsen

Noruega

La fotografía es para mí la captura de la luz ártica.

Ver perfil

TEST


x