En busca de tus límites

Marek Arcimowicz

"No se me ocurrió el término de fotógrafo de proyectos extremos", afirma Marek Arcimowicz entre risas, "simplemente se topó conmigo. Lo usaba el director de marketing de Alpinus, una empresa que fabrica ropa para actividades al aire libre para la que solía trabajar, y decidí quedármelo".

Encajaba porque la descripción es perfecta. En la obra de Marek se ve que se adentra la mayoría, si no en todos, de los lugares más hostiles del mundo.

"Empecé a sacar fotos en lugares y condiciones donde otras personas no podrían o no querrían estar", explica. "Como fotografiar en el desierto del Gobi durante el invierno, a −20 grados; con unas condiciones realmente adversas, tanto para uno mismo como para el equipo".

marek arcimowicz sony alpha 6500, caballos en la distancia cruzando el desierto en un foco de luz

© Marek Arcimowicz | Sony α6500 + 70-200mm f/4 | 1/800s @ f/11, ISO 400

En estos sitios tan complicados, ha encontrado a los sujetos más atractivos. "Lo realmente interesante está en los extremos, el centro no es tan emocionante. Si quieres hacer un tipo de fotografía que emocione a la gente, tienes que hacer cosas que te emocionen, lo que te llega al alma", afirma.

marek arcimowicz sony alpha 6500, campamento en la falda de una montaña

© Marek Arcimowicz | Sony α6500 + 18-55mm f/3.5-5.6 | 1/200s @ f/13, ISO 800

El mayor desafío al que se ha enfrentado tuvo lugar en Venezuela, mientras participaba en una expedición para alcanzar la cima de un pico jamás escalado de la jungla: el Tramen Tepui. Marek lo explica así: "Era una montaña que no aparecía en los mapas, ni siquiera la NASA la había fotografiado desde el espacio por la presencia de nubes y humedad, lo que da una idea de lo duras que eran las condiciones. Pero valió la pena, porque alcanzamos la cima, ayudamos a cartografiarlo y, por el camino, encontramos tres nuevas especies de mariposa y una de rana". Continúa añadiendo: "es complicado dar con lugares como ese, y ahí está la satisfacción".

El tamaño y la calidad de las cámaras de Sony que utiliza actualmente eran tan solo un sueño cuando empezó, admite Marek. Una vez escaló el Ama Dablam, en el Himalaya, con una cámara 6x7, objetivos y un trípode que pesaban en total 15 kg. Ahora, en referencia a la α7R II, dice que "es una revelación. "Obtengo la misma calidad o más que con la 6x7 de formato medio, pero con un equipo de tan solo 2 kg".

marek arcimowicz sony alpha 7RII, campamento de montaña de noche en el que se ve el cielo estrellado

© Marek Arcimowicz | Sony α7R II + 16-35mm f/4 | 25s @ f/4.5, ISO 12,800

Hacer las maletas con lo necesario para las expediciones, como Marek, es fundamental, porque una gran parte de la aventura consiste en caminar o escalar, y el cansancio no puede aparecer en las imágenes o poner en peligro la seguridad de las personas que participan.

Afirma que se trata de hallar el equilibrio, que implica el conocimiento de tu propio cuerpo: "¡Estaba mucho más en forma antes! Así que llevar una mochila de 20 kg era menos problemático. Ahora, con casi 50 años, no tengo la misma energía y, en cambio, tengo los objetivos y las cámaras perfectas: resistentes, herméticamente protegidas contra los fenómenos climatológicos y, además, ligeras. Me llevo una cámara Alpha y dos o tres objetivos, es todo lo que necesito".

marek arcimowicz sony alpha 7RII, lago helado en las montañas

© Marek Arcimowicz | Sony α7R II + 16-35mm f/4 | 1/1250s @ f/10, ISO 400

“La calidad de los últimos sensores de Sony es espectacular y realmente nos facilitan la vida aspectos como la velocidad y la precisión del enfoque automático. Sin embargo, lo que realmente me importa es todo el sistema en sí; las α7R II y III sacan el máximo partido a los mejores objetivos".

Junto a la α7R II y la α6500, su kit habitual lo compone "un FE 16-35 mm f/4 ZA, un FE 70-200 mm f/4 G y tal vez un FE 35 mm f/1,4 ZA, o un 55 mm f/1,8 ZA. Si no quiero cambiar de objetivo, para pasar más desapercibido como fotógrafo, entonces uso principalmente el 35 mm, pero si quiero retratos, me decanto por un 50 mm".

marek arcimowicz sony alpha 6500, paisaje con un lago y montañas cubiertas de nieve en la distancia

© Marek Arcimowicz | Sony α6500 + 70-200mm f/4 | 1/160s @ f/11, ISO 250

marek arcimowicz sony alpha 7RII, niños con las caras pintadas con barro

© Marek Arcimowicz | Sony α7R II + 55mm f/1.8 | 1/200s @ f/6.3, ISO 800

Ahora que cada vez más fotógrafos apuntan hacia los mismos objetivos, Marek busca otro extremo, una emoción nueva. "Creo que lo que hacía antes ya no es tan interesante. Ahora es posible utilizar cámaras deportivas y conseguir imágenes asombrosas de snowboard, surf, esquí o caída libre. No me gusta ir con la multitud, por eso cuento historias de más interés humano; sobre ecología y el cambio de las sociedades. Lo que hagas te tiene que emocionar como artista. Durante los pasados cinco años me he acercado a esta perspectiva y saco fotos muy duras sobre tráfico de personas, abusos y hambre, las cosas a las que nos tenemos que enfrentar. Es un tipo de extremo diferente".

Productos que aparecen en este artículo

ILCE-6500

α6500: cámara APS-C con montura tipo E de alta calidad

ILCE-7RM2

α7R II con sensor de imagen de fotograma completo y retroiluminación

ILCE-7RM3

Vario-Tessar® T* FE 16-35 mm F4 ZA OSS

SEL70200G

FE 70-200 mm F4 G OSS

SEL55F18Z

Sonnar T* FE 55 mm F1,8 ZA

SEL1855

E 18-55 mm F3,5-5,6 OSS

Marek Arcimowicz
Alpha Universe

Marek Arcimowicz

Polonia

”Un buen viajero no tiene un plan fijo, ni intención de llegar” (Lao Tzu; siglo VI-V a. C.)

Ver perfil


x