Skip to main content (Press Enter)

Primer éxito de Hollywood grabado con la F65 de Sony

After Earth, la próxima fantasía de ciencia ficción del director M. Night Shyamalan, es el primer gran film con tratamiento de producción 4K real, en el que se ha empleado la revolucionaria cámara de producción digital CineAlta F65™de Sony.

Primer éxito de Hollywood grabado con la F65 de Sony

La última película de la productora Overbrook Entertainment y el prestigioso director M. Night Shyamalan, After Earth, tiene previsto su estreno en 2013 de la mano de Columbia Pictures, parte de Sony Pictures Entertainment.

Shyamalan confiesa: “No podría estar más contento con la F65, algo sorprendente, porque siempre he sido fiel al celuloide y pensaba que moriría siendo fiel al celuloide. Es un soporte digital, pero es cálido y tiene alma, que es lo más importante para mí”.

Para el director de fotografía, Peter Suschitzky, “La F65 es un gran salto adelante. En cuanto hice las primeras pruebas con ella, me quedé absolutamente impresionado por la cantidad de detalles que capta, su increíble flexibilidad con luces altas y bajas y su enorme gama de contrastes. Será una cámara fundamental en el futuro y volveré a utilizarla en otras películas”.

En enero de 2012, Sony empezó a distribuir la F65 a todo el mundo para responder a la extraordinaria demanda generada entre los profesionales del medio. Se habían reservado aproximadamente 400 unidades y ya hay previstas varias producciones de alto presupuesto que se rodarán con esta cámara.

Alec Shapiro, vicepresidente senior de Sony Electronics, afirma: “Esta película es el proyecto perfecto para la F65. La combinación de un cineasta con espíritu innovador y un guión con altas exigencias de producción pondrá a prueba los límites de la cámara y su potente funcionalidad. Estoy convencido de que el resultado será un film enormemente entretenido que dejará clavados en la butaca a los espectadores que acudan al cine”.

El sensor 8K de la F65 es algo inédito: sus cerca de 20 megapixels proporcionan mayor fidelidad de imagen que ninguna otra cámara de cine digital del mercado. Y, dado que ofrece salida RAW lineal de 16 bits, abre paso a flujos de trabajo de masterización basados en ficheros y realizados enteramente en 4K.