Guía de instalación para el cine en casa

Cómo instalar tu primer sistema de audio de cine en casa

Si eres un cinéfilo, tirarte en tu sillón más cómodo y disfrutar de la última superproducción de Hollywood probablemente te parezca un plan perfecto para el fin de semana. No obstante, para poder llevar tu experiencia de visualización al siguiente nivel, necesitas una guía de configuración de cine en casa que te ayude a que el sonido de tus películas y programas preferidos cobre vida. Desde cómo colocar los muebles y los altavoces adecuadamente hasta la elección de los cables y el hardware necesarios, esta guía te permitirá configurar el sistema de cine en casa de tus sueños. Prepara las palomitas y apaga las luces porque después de leer esta guía, estarás listo para coger el mando, relajarte en el sofá y sumergirte en un impresionante sonido Surround con tu nuevo sistema de cine en casa.

Paso n.º 1 de la configuración del sistema de cine en casa: selección de la habitación perfecta

Decidir cuál es la mejor habitación para configurar tu sistema de cine en casa se reduce a una cuestión de espacio disponible y preferencias personales. Tanto si tienes pensado integrar el cine en casa desde el primer momento en tu nueva vivienda como si estás remodelando un sótano, un garaje o una sala libre, hay algunas cuestiones importantes que debes tener en cuenta.

Es probable que quieras una habitación tranquila que te permita controlar la cantidad de luz entrante. Disfrutarás mucho más de tu sistema de cine en casa si puedes regular la iluminación y minimizar otros sonidos. La sala tener suficiente espacio para albergar altavoces, cables, mandos y hardware, pero no debe ser una sala completamente vacía, ya que el sonido rebotará y producirá eco. 

Paso n.º 2 de la configuración del sistema de cine en casa: elección del mejor asiento de la casa

Uno de los elementos más importantes del sistema de cine en casa es la selección del asiento perfecto. Elige asientos con respaldos bajos, ya que los respaldos elevados pueden bloquear el audio, interrumpir el flujo de sonido y comprometer la calidad de este. También es fundamental colocar las sillas a una distancia prudencial de los altavoces y de las paredes, ya que su proximidad puede afectar al modo en que el sonido fluye por la sala. Para reducir aún más las distracciones, selecciona asientos que te den apoyo y resulten cómodos. Lo último que quieres es tener que pausar la acción porque la silla te provoca dolor de espalda. Busca asientos prácticos con un buen respaldo para la columna. 

Paso n.º 3 de la configuración del sistema de cine en casa: colocación adecuada de los altavoces

Ahora que ya has seleccionado el lugar ideal para ver tus películas, es hora de subir el volumen. La configuración del sistema de cine en casa requiere la correcta colocación de los altavoces, junto con el resto de componentes que te proporcionan una escucha de claridad cristalina. Tanto si vas a colocar los altavoces en un espacio amplio como en un espacio reducido, visualiza cómo será tu sistema de cine en casa una vez instalado y ten en cuenta quién lo utilizará. Al colocar los altavoces, deberás decidir si quieres dirigir el sonido en un único sentido para una transmisión individual o distribuir varios altavoces por la habitación para garantizar un audio de alta calidad para múltiples espectadores. 

El altavoz del canal central, que transmite la mayoría del diálogo, debe colocarse centrado respecto al asiento principal, ya sea encima o debajo de la pantalla. Para no perderte ningún detalle ni tener que rebobinar, coloca este altavoz a la altura de los oídos o a la altura más próxima que permita la configuración de tu sistema de cine en casa. 

Los canales izquierdo y derecho del sonido Surround son los responsables de producir sonidos ambientales como los aplausos y los silbidos del público durante un concierto. Para conseguir el máximo impacto, debes colocarlos aproximadamente a 90-110 grados en relación con la posición de escucha; es decir, al nivel de los oídos. Además, te recomendamos que queden ligeramente por encima de la cabeza. 

El subwoofer es el más fácil de colocar. Puedes situarlo en cualquier punto de la sala, siempre y cuando esté lo suficientemente cerca del receptor. Eso sí, evita colocarlo en una esquina o en un espacio semicerrado, ya que provocará que el sonido se escuche demasiado alto. 

Si te inicias en el mundo de los sistemas de cine en casa y no estás seguro de qué altavoces debes escoger, considera adquirir una barra de sonido de instalación en pared, como la HT-NT5 de Sony. Los compactos altavoces de tres vías y los seis amplificadores independientes del sistema están diseñados específicamente para envolverte en el impecable sonido del audio de alta resolución de la televisión, canciones, películas y videojuegos. No obstante, si deseas un sistema de cine en casa de mayor tamaño y una verdadera experiencia de cine, te recomendamos la barra de sonido HT-ST9 de Sony, con la que lograrás un sonido Surround cinematográfico gracias a Dolby® TrueHD y DTS-HD. 

Paso n.º 4 de la configuración del sistema de cine en casa: realización de pruebas

Ahora que los altavoces están colocados para proporcionarte la configuración de cine en casa perfecta, es el momento de asegurarte de que el hardware, los cables y la tecnología están a punto. Elegir el hardware del sistema de cine en casa adecuado resulta fundamental para conseguir una imagen y un sonido nítidos y de calidad que te permitirán disfrutar de la acción del fútbol o escuchar las notas más agudas de un espeluznante chillido en una película de terror. 

Existen varios sistemas disponibles para la transmisión, incluidos reproductores de Blu-ray, sintonizadores por satélite HD, consolas de videojuegos y receptores AV. Antes de estudiar detalladamente el manual del usuario y emparejar los cables de colores, es importante saber qué sistemas vas a utilizar. La mayoría de los sistemas modernos utilizan cables HDMI que permiten una configuración de los sistemas de cine en casa relativamente sencilla. El receptor AV STR-DN1070 de Sony es una de las opciones disponibles, con salidas HDMI, puertos USB y conexiones AV, para que puedas conectar el televisor, smartphone, reproductor de Blu-ray y mucho más en un mismo espacio, y así evitar los líos de cables. Para los usuarios que se decanten por servicios de transmisión como los de Google Cast™, existen receptores AV, como el STR-DN1070 de Sony, que permiten conectar un smartphone al televisor y transmitir directamente. 

Recuerda que es importante tener en cuenta el tamaño de la habitación a la hora de elegir los receptores. Si tu sistema de cine en casa cuenta con un espacio amplio, deberías considerar un receptor de 7,1 canales o más. Un receptor con más canales aportará más profundidad a tu experiencia de sonido Surround y proporcionará un campo acústico más envolvente en salas de mayores dimensiones. En espacios más pequeños no notarás tanto las ventajas de los canales adicionales, por lo que, en este caso, un receptor AV de 5,1 canales será suficiente para cubrir tus necesidades. 

Si te sientes un poco perdido a la hora de configurar tu sistema de cine en casa, siempre puedes solicitar ayuda a un profesional autorizado o consultar el manual. 

Siéntate, relájate y disfruta

En última instancia, lo más importante a la hora de configurar el sistema de cine en casa perfecto es encontrar la combinación adecuada para ti, tu espacio y tus necesidades de entretenimiento. Ahora que ya tienes una mejor idea de cómo preparar el espacio, los asientos y el hardware, ya puedes sentarte, relajarte y disfrutar. 

Música y vida: tendencias y noticias para los amantes de la música y el sonido